El comisionado general de la Policía Nacional, Ramón Avellán, empujó al sacerdote Edwin Román, párroco de la Iglesia San Miguel, en Masaya, cuando el cura se acercó para solicitarles que bajaran el volumen del autoparlante que sonaba música oficialista a las afueras de la Iglesia, ya que se desarrollaría una eucaristía por el aniversario de un difunto.

Mediante una transmisión en vivo del sitio de noticias Artículo 66, el párroco explicó que “ahí mismo fui agredido por Avellán, que me empujó, me dijo que me quitara de ahí”. Asimismo, “una jauría me empezó a insultar con palabras que no las puedo publicar”, dijo. También sostuvo que fue amenazado en presencia de los fieles.

“Se dio un momento de forcejeo, me sentí rodeado de los antimotines, inclusive del mismo Avellán porque me estaba amenazando”, expresó el sacerdote al medio de comunicación Artículo 66.


La tarde de este domingo, desde el parque San Miguel, frente a la parroquia del padre Román, en Masaya, partiría la marcha de los globos. Sin embargo, la actividad no se desarrolló debido al asedio policial. Según fotografías publicadas en redes sociales, oficiales antimotines acordonaron la zona e incluso se reportan detenidos.