Yurina Pinto Meza, tiene 24 años de entrega y servicio a la Iglesia Católica en la Diócesis de León, es abogada y notaría pública, su camino de conversión inició cuando murió su abuelita, “fue en ese momento que el señor inició a entrar a mi vida” cuenta que su abuelita fue quien le transmitió el amor a la Santísima Virgen María.

Su camino de servicio en la iglesia inició en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, siendo párroco el Presbítero Juan de Dios Escoto, esto fue en el año 1994, posteriormente inició sus servicios en la Santa Iglesia Catedral de León y como responsable del Movimiento Sacerdotal Mariano.

“Monseñor Ismael Serrano, me nombró responsables del Movimiento Sacerdotal Mariano con la venia de Monseñor Bosco Vivas, desde ese momento iniciamos con los cenáculos de oración y el programa de radio María Estrella de la Evangelización en la Radio Magnificat” comenta con un tono de voz serena.

Sobre las dificultades que se van presentando en el servicio dentro de la iglesia, Yurina comenta que “Si no hay cruz en el servicio, no es algo autentico, siempre tiene que estar presente el sufrimiento porque con eso el señor te va ir haciendo madurar en la fe y así el señor nos va capacitando en nuestra experiencia de fe” sostiene.



Algunas preguntas realizadas a Yurina 

¿Cuántos años tiene?

Eso no se pregunta, (Sonríe) tengo 53 años

¿Qué es lo que mas le ha impactado de la espiritualidad Mariana?

Servirle a la Virgen es difícil, el que piensa que es fácil está equivocado, porque detrás viene el que muerde el talón de la virgen, eso requiere mucho compromiso, porque la vocación tiene que ser como dice San Luis Griñón de Monfort, tiene que ser tierna, interior, santa y perfecta, es decir un camino de vida.

¿Cómo combina, la familia el servicio y la fe?

En mis inicios fue difícil, porque muchas veces la familia es el primer obstáculo, el como explicarle a la familia de que te has encontrado con el señor y que le quieres servir cuando ellos tienen otras expectativas de uno. Uno tiene que ser testimonio en el hogar, durante este tiempo han visto que no he retrocedido y que fue una sola decisión.
Me gusta ver que mis hijos, nietos han entrado en esa dimensión espiritual, han aprendido y conocido al señor.

¿Cuál es su mayor satisfacción?

Ver a mis nietos sentarse en el comedor y que no inician a comer sino dan gracias a Dios por el alimento, verlos rezar el rosario, el cerco de Jericó, esos son mis frutos espirituales.

¿Con que oración se identifica para rezarle a la Virgen?

Con el Ángelus

De la realidad nacional que vivimos ¿Cómo describiría la fe con la Virgen?

El amor de Nicaragua a la Virgen y el amor de la Virgen a Nicaragua, porque Nicaragua es de María, este pueblo ama a la Virgen, ella hará intercederá para hacer la obra ante lo que vivimos.