Posterior a la publicación de un audio manipulado de Monseñor Silvio Báez por parte de los medios propagandistas del régimen Ortega Murillo, utilizado como una agónica estrategia gubernamental para desprestigiar al religioso, las redes sociales colapsaron en apoyo a Monseñor Báez, a quien el pueblo de Nicaragua aprecia mucho por ser uno de los pastores que siempre le ha plantado cara a la dictadura Orteguista, como en su momento lo hizo Monseñor Arnulfo Romero en El Salvador. 

Horas después de la publicación del dudoso audio, los usuarios de Facebook y Twitter por iniciativa propia, iniciaron a utilizarlos hashtag como: #TodosSomosSilvioBaez #YoSoySilvioBaez Causando como consecuencia el fracaso de la agónica estrategia gubernamental de criminalizar la labor de nuestros pastores. Así mismo; lejos de afectar al religioso, terminó causando la unión de más nicaragüenses que prometían la oración por la iglesia, “Para repeler los ataques del diablo, que quieren dividir a la iglesia”, como lo dijo el papa Francisco recientemente.

El fracaso de la campaña orteguista se evidenció en horas de la tarde, cuando Xiomara Blandino, actual esposa de Juan Carlos Ortega, (hijo del Dictador Daniel Ortega), publicó en Instagram “Lo Apoyan, ni modo”, en alusión a la rendición de la dictadura orteguista, que después de asesinar a 528 nicaragüenses no posee credibilidad alg

Monseñor Silvio Báez, fue quien junto al Cardenal Leopoldo Brenes, el Nuncio apostólico y el clero de la Arquidiócesis de Managua, llegó el pasado 21 de junio en un microbús a Masaya para realizar una procesión con Jesús Sacramentado por las calles de la ciudad que era atacada durante más de 72 horas por paramilitares, gracias a este gesto valiente de nuestros pastores, los cobardes hombres enviados por la pareja dictadora huyeron de la ciudad de las flores.