Fotografía/Arquidiócesis de Managua/Lázaro Gutierrez 




El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo mediante los integrantes de la estructura política que se auto denomina comunidad Cristiana San Pablo iniciaron hace un par de semanas una campaña de descalificación y asedio hacía Monseñor Silvio José Báez, Obispo Auxiliar de Managua.

Ante esta campaña impulsada por los medios de propaganda de la familia presidencial y que no tuvo eco en las familias nicaragüenses el cardenal Leopoldo José Brenes dijo que “esta comunidad es una pequeñita comunidad, porque la gran comunidad de las Comunidades Eclesiales de Base, han dicho que no simpatizan no aprueban con ellos” dijo el prelado.

Sobre la carta con 284 mil firmas que la supuesta Comunidad Cristiana San Pablo Apóstol entregó al Nuncio del Vaticano en Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag en la que acusan de “terrorista” al Obispo Auxiliar de Managua, Brenes afirmó que “pueden haber recogido miles y miles de firmas, pero a la Santa Sede llega de todo” dijo.

“Monseñor Silvio está muy tranquilo, esta orando, siente la compañía de los obispos, la cercanía de los sacerdotes y de muchas personas” afirmó el arzobispo metropolitano de Managua en una entrevista brindada a los jóvenes de la plataforma digital Con Fervor Católico.

El purpurado nicaragüense recordó que “la definición de un terrorista es la de aquel que realiza acciones para llegar al poder político y como hombre de Dios Monseñor Báez en ningún momento aspira a estos cargos” finalizó.