Fotografía Diócesis de Matagalpa/participantes de la pre asamblea diocesana




La Diócesis de Matagalpa se encuentra realizando durante esta semana la "Pre-Asamblea Diocesana", en el centro de Pastoral La Cartuja, con la participación de 300 laicos comprometidos de las 28 parroquias de la Diócesis de Matagalpa.

Monseñor Rolando Álvarez Lagos, Obispo diocesano compartió con los diferentes agentes pastorales sobre el costo de ser cristiano, “es decir una gracia enteramente venida de Dios porque nadie se merece, es digno o capaz de poder llevar adelante en el hombro, corazón y conciencia el sello del cristianismo con lo que eso significa (consecuencias, costos y contrariedades)” dijo el prelado quien además recordó a monseñor Oscar Arnulfo Romero, que afirmaba "mi nada y tú todo, tú todo y mi nada", “por lo tanto tenemos que agradecer al Señor por haber puesto en nosotros su mirada y por habernos llamados a la vida cristiana, y el costo de esto es renunciar a cualquier bien moral o material que seguramente se nos ha dado para tener siempre en primer lugar a Jesucristo, este costo es el que dice al inicio del texto: "Si alguno quiere seguirme y no deja a su madre, padre, esposa e hijos, y el que no carga su Cruz y me sigue no puede ser mi discípulo". "En algunos momentos de la vida e historia pareciera que esta renuncia y esta Cruz que el Señor claramente nos ofrece pesa y cuesta más" manifestó Álvarez, uno de los obispos críticos del régimen dictatorial de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Monseñor Álvarez, al igual que su hermano en el episcopado nicaragüense monseñor Silvio Báez, ha sido objeto de persecución, calumnias y amenazas por parte de agitadores políticos del partido gobernante.

Fotografía Diócesis de Matagalpa/Eucaristía Presidida por Monseñor Rolando Álvarez


“Por eso a la luz de la palabra y en este momento tan maravilloso de gracia que el Señor permite de reflexión a la Diócesis” el Obispo pidió a todos los cuadros pastorales incluyendo a los sacerdotes, ponerse la mano en la conciencia y delante del Señor seguirse preguntando: “¿Con tu gracia Señor estoy dispuesto a seguir pagando este costo en tu camino y seguimiento? Porque queridos hermanos y hermanas, seguir a Cristo y a la Iglesia implica cargar un poco de la Cruz... Que podamos decir al Señor como san Oscar Romero: Señor Jesús tú todo y mi nada pueden hacer muchas cosas".

Este año en medio de la pastoral de emergencia que vive la Iglesia nicaragüense producto de la crisis sociopolitica desde abril, no se hizo en esta fecha la "Asamblea Diocesana" como en años anteriores que es para proyectar el trabajo evangelizador del siguiente año, sino que se optó por la "Pre-Asamblea", porque según monseñor Rolando Álvarez, no se puede pretender trabajar como que si aquí no ha pasado nada, "no podemos trabajar desde una realidad que no es la que el pueblo está viviendo, por lo tanto debemos detenernos a reflexionar bien", explicó.

Fotografía Diócesis de Matagalpa/Monseñor Álvarez dando homilía durante misa de pre asamblea diocesana