Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, presidió la Eucaristía Dominical en la Catedral Inmaculada Concepción de María, meditando el Evangelio de San Marcos, en su homilía el prelado dijo que “"El mal, la injusticia, el pecado y la muerte pasarán. Por eso Jesús al final del Evangelio de hoy dice ´el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán´. Ese final hay que irlo trabajando hoy, por un mundo más humano y más fraterno".

El Obispo Auxiliar de Managua y presidente del departamento de familia y vida de la Conferencia Episcopal de Nicaragua expresó que la mejor forma de preparar la segunda venida de Jesucristo, es trabajar en la construcción de un mundo más justo, humano y pacífico; asumiendo las actitudes de Jesús, logrando que Nicaragua sea un país para todos.

"Todos comprenderán que el sentido de la vida está en ser cada vez más humanos, y en buscar el bien de los seres humanos. Al verlo a él todos comprenderán la verdad de la vida. Al verlo a él que encarna la plenitud de la humanidad gloriosa, todos comprenderán finalmente lo que ha sido verdad o mentira, en sus vidas y en la historia", señaló.

"Al verlo, las víctimas, los pobres, los excluidos; encontrarán finalmente la justicia que el mundo les negó. Y los verdugos que han torturado y han matado, comprenderán que, por su maldad contra seres humanos, se han autoexcluido de la vida, se han auto condenado", puntualizó Monseñor Báez.

El Obispo Tuitero de Nicaragua ah sido objeto de una campaña de calumnias por parte de la Dictadura de Ortega y Murillo por lo que el episcopo recalcó a medios nacionales que "continúo con la misma disponibilidad de ser un humilde servidor de la palabra de Dios. De estar más que nunca en medio de ustedes como pastor", manifestó el líder religioso, quién adelantó que posee una agenda llena de visitas pastorales en las parroquias de los departamentos de Managua, Masaya y Carazo.