La mañana de este jueves el puerto de Corinto recibió a su Eminencia Reverendisima Cardenal Leopoldo Brenes; presidió la Santa Misa en ocasión al 75 aniversario de la visita de la Santísima Virgen del Hato y fue acompañado por sacerdotes de las diferentes zonas pastorales de la histórica diócesis de León.

“En nombre de todos, le damos muchas gracias”, dijo el Presbítero Eduardo Carrillo, en agradecimiento a la visita del purpurado de la Iglesia Católica al iniciar el acto litúrgico.

“La humildad y la sencillez, es la característica más hermosa de María. Ha de haber inclinado su cabeza, en reverencia al padre por haberse fijado en ella y responderle de lo más profundo de su corazón He aquí tu esclava, he aquí tu servidora, he aquí aquella que está dispuesta a cumplir tu voluntad” Fueron las palabras del prelado a los fieles católicos.

El Cardenal Brenes también agregó: “Que hermoso caminar con María en este aniversario 75, de su peregrinación para nuestra ciudad, para nuestra parroquia. Ser humilde, ser sencillo es el reto que todos tenemos”.

El Padre Carrillo, reiteró sus palabras de agradecimiento para con el Cardenal Leopoldo Brenes: “Para nosotros es una alegría tenerlo en nuestra comunidad parroquial (…) manifestamos nuestro amor al papa, a todos nuestros obispos nuestra fidelidad, nuestro sí al señor a través de ustedes”.

Con esta ocasión, es la segunda vez en el mes de diciembre, que el señor Cardenal visita el departamento de Chinandega, el pasado 6 de diciembre estuvo presente en la Basílica Menor Inmaculada Concepción de El Viejo en la celebración de la tradicional lavada de la plata.