El Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM presentó la nueva Guía de la Pastoral de los Derechos Humanos con el título “Iglesia en salida que ama, defiende y custodia la vida”; una publicación coordinada por el Departamento de Justicia y Solidaridad DEJUSOL.
Se trata de una valiosa herramienta didáctica para cualquier Iglesia particular u organización eclesial que quiera crear, fortalecer o dinamizar su compromiso con la vida y la dignidad de los seres humanos, en equilibrio con la creación.

Un largo camino recorrido

El Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM, junto al Secretariado Latinoamericano y Caribeño de CÁRITAS SELACC,  comenzaron hace dos años, con el apoyo de CRS, un proceso participativo para la creación de una nueva Guía de la Pastoral de los Derechos Humanos.

A través de la formación de Equipos Levadura de la Pastoral de Derechos Humanos en varios países, se hizo una lectura creyente de los signos de los tiempos, para identificar los principales desafíos que la realidad de nuestros pueblos presenta a la acción pastoral de la Iglesia.

Asimismo, se profundizó en los aportes del Magisterio Pontificio, en su Doctrina Social, de manera especial, en la invitación del Papa Francisco, con su llamado a ser una iglesia en salida misionera, pobre para los pobres y sus implicaciones para la Pastoral de los Derechos Humanos en la actualidad.

Durante todo el proceso doce países consensuaron algunas líneas de acción que debe priorizar la Iglesia latinoamericana para poder amar, custodiar y defender la vida, en respuesta fiel al Evangelio.

Los frutos de este camino, fueron entregados a una Comisión responsable de ofrecer una nueva Guía de la Pastoral de los Derechos Humanos a la Iglesia Latinoamericana y Caribeña.

Esta comisión integrada por expertos en la materia de Derechos Humanos, presentó un borrador a los Obispos del Departamento de Justicia y Solidaridad y a la Presidencia de CARITAS, quienes hicieron su revisión y aporte, bajo la coordinación del Presidente del DEJUSOL y Arzobispo de Yucatán Monseñor Gustavo Rodríguez Vega.

Para la revisión final y aprobación por parte del CELAM la propuesta de la nueva Guía fue enviada a la Secretaría General, quien tuvo a su cargo la presentación de la misma; allí destaca su importancia, como herramienta para dinamizar la pastoral, asumiendo los Derechos Humanos como eje articulador de procesos.

La voz del CELAM

En su intervención al presentar formalmente la nueva Guía de la Pastoral de los Derechos Humanos, el Secretario General del CELAM, Monseñor Juan Espinoza, dijo que “El área de los derechos humanos es un terreno muy difícil y duro, pero creo que es una manera muy clara, expresa y bella de presentar el evangelio. Yo creo que la mejor proclamación que podamos hacer del evangelio es la defensa de los Derechos Humanos”.

También compartió parte de su experiencia personal como secretario general del organismo de comunión eclesial en América Latina y el Caribe.“Ahora que estoy en el CELAM afirmo con más fuerza que en América Latina y el Caribe podemos palpar en cualquier lugar donde vamos la desigualdad y pobreza que atentan contra la dignidad y los derechos humanos”.

“Y ahora más me cuestiono como iglesia qué estamos haciendo y creo que debemos quitarnos el sombrero de estas personas de iglesia que están luchando por la defensa de los derechos humanos en nuestro continente unidos con los más pobres y la gente que no tiene voz”.

Asimismo, recordó que “es importante subrayar el título este encuentro: ‘Iglesia en salida que ama, custodia y defiende la vida’, en cualquier situación donde esté la vida, debemos protegerla, la vida de nuestra madre tierra y la vida de todos los seres vivientes”.

Por su parte, Elvy Monzant, el Secretario Ejecutivo del DEJUSOL informó que la Guía será distribuida a todas las Conferencias Episcopales de América latina y El Caribe, a las pastorales Sociales CARITAS, a la CLAR, a Universidades Católicas y organismos de la sociedad civil comprometidos con la defensa de los Derechos Humanos.


“No se puede ser un auténtico cristiano sin un compromiso en favor de la Vida y dignidad de los hombres y mujeres, de manera especial de los más pobres y excluidos. La pastoral de los derechos Humanos debe ser transversal en toda pastoral de la Iglesia, solo así se puede superar la auto referencialidad, la mundanidad espiritual de las que nos ha alertado el Papa Francisco y ser auténticamente una Iglesia en salida, pobre para los pobres”, dijo Monzant.

Y añadió que la figura profética y martirial de San Romero de América acompaña la lucha de la Iglesia Latinoamericana y Caribeña comprometida con los Derechos Humanos.
La publicación de la nueva Guía se hizo en el marco de la conmemoración de los 70 Años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la reunión entre Representantes de los organismos de derechos humanos de las Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe, las Pastorales Sociales CÁRITAS y otras experiencias eclesiales que trabajan en la promoción y defensa de la vida, la dignidad de los seres humanos y el cuidado de la casa común. Acontecimiento que tuvo lugar en Bogotá-Colombia del 5 al 9 de noviembre.

Siguiendo la Metodología del Ver, Juzgar y Actuar; durante el Encuentro Latinoamericano y Caribeño de la Pastoral de Derechos Humanos, se hizo un balance de la situación de los derechos individuales, sociales, políticos, culturales y de la Madre Tierra.

Iluminando la realidad con la Doctrina Social de la Iglesia, en especial con los aportes del Papa Francisco; se intercambiaron experiencias de las Vicarías de Derechos Humanos, Oficinas de Tutela Jurídica, Comisiones de Justicia y Paz, Equipos Levadura de la Pastoral de los Derechos Humanos, CÁRITAS y congregaciones religiosas, para trazar líneas de acción que fortalezcan el compromiso de la Iglesia latinoamericana con la defensa y promoción de los Derechos Humanos, entendiendo que hacen parte de la dimensión constitutiva de la fe cristológica y por ende de la evangelización.