Cortesía


Este año la celebración en honor la Inmaculado Concepción de María está marcada por la crisis que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril cuando estallaron las protestas antigubernamentales que han dejado más de 300 muertos.

En León se reporta que las familias que colocaron altares en honor a la virgen María, empezaron a repartir su gorra desde el medio día de igual forma en el departamento de Carazo.
La Basílica menor de San Sebastián en Diriamba, Carazo informó que La Gritería se realizará a partir del mediodía y culminará a las seis de la tarde, sin embargo la alcaldía de la ciudad anunció que dicha celebración inicia a las seis de la tarde.

En el barrio Monseñor Lezcano, la población prepara altares para celebrar en las próximas horas La Gritería, mientras otros devotos de la virgen distribuyen alimentos entre la población.

A las 12 del medio día el cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua animó al pueblo de Nicaragua a no perder la esperanza y pedirle a la Virgen que interceda por el país. El religioso reiteró que el diálogo es la solución a los problemas y dificultades en las familias y la opción más favorable para salir de la crisis.

En la catedral de Managua cientos de feligreses cantan a la Concepción de Maria, frente a un altar con la imagen de la virgen, ubicado fuera del templo, mientras en distintos puntos de la capital inician a reventar pólvora.