La salud del padre Mario Guevara, a quien una mujer atacó con ácido sulfúrico el pasado 5 de diciembre, está más deteriorada por las quemaduras sufridas y se encuentra en sala de cuidados intensivos del Hospital Vivian Pellas, confirmó la Arquidiócesis de Managua, mediante un comunicado la mañana de este jueves veinte de diciembre.

“Como sacerdotes estamos unidos en oración, esperando que el padre Mario pueda salir adelante”, expresó monseñor Mantica, quien dijo que no ha sido fácil para el afectado asimilar los injertos de piel en el rostro.

Sor Arely Guzmán, encargada de la administración de la catedral de Managua, dijo también que el religioso, de 59 años, “está en cuidados intensivos, está delicadito, pedimos a Dios que se recupere pronto”.

La Arquidiócesis reiteró que el padre Guevara permanecerá más tiempo internado en la Unidad de Cuidad Intensivos del Hospital Vivian Pellas, aunque anunciaron que el sacerdote “ha respondido muy bien al tratamiento de los últimos días, teniendo mejoras notables, pero permanecerá algunos días más en UCI”.