El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este jueves la Nica Act, que establece duras sanciones políticas y económicas contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La nueva ley, aprobada de manera unánime en el Senado y Congreso de EE.UU., es una fusión de la NicaAct propuesta e impulsada por la congresista Ileana Ros-Lehtinen, una enmienda del Senador republicano Ted Cruz y otra del demócrata Bob Menendez. Además, incluye un retoque del Senador Marco Rubio dirigido contra los cómplices y allegados del régimen.

Con la firma de Trump entra en vigencia la legislación, que traerá sanciones individuales para personeros del régimen, así como condicionamientos de préstamos al Gobierno por parte de instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La ley también conocida como “Magnitsky  Nica” tiene el nombre oficial de Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua S. 3233.

El 27 de noviembre el Gobierno de Estados Unidos sancionó a la vicepresidenta Rosario Murillo y al colaborador más cercano de la pareja presidencial, Néstor Moncada Lau, incluyéndolos en la lista de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés). Al mismo tiempo, el presidente Trump, consideró la crisis en Nicaragua como “una extraordinaria e inusual amenaza para la seguridad nacional”.