El Presbítero César Castillo, Rector de la Basílica Menor de San Sebastián, en la ciudad de Diriamba, del departamento de Carazo, manifestó que este año las reconocidas fiestas patronales “tendrán más fervor en detrimento de los jolgorios paganos, y se desarrollarán en una actitud de rogativa para que el santo mártir interceda ante Dios por la paz en Nicaragua y para que 2019 sea un año mejor”.

El clérigo dio por iniciados los festejos este pasado primero de enero con la entrega de cintas al mayordomo, patrona y fiesteros, así como a los mayordomos de los diferentes bailes folclóricos que aportan brillo y colorido a la tradición.

“Las fiestas en honor a San Sebastián se harán fieles a la tradición, tenemos como única variación el hecho de que nos centraremos más en la parte de religiosidad, enfocándonos en las misas del novenario, en la oración y sobre todo en la adoración al santísimo sacramento del altar”, señaló el párroco diriambino.

Asimismo, dijo que habrá jornada de confesiones, que respetarán todas las tradiciones en sus días correspondientes, por lo cual la bajada del santo, que consiste en sacarlo del nicho en el que permanece durante todo el año, se realizará el 10 de enero.