Los obispos de la Conferencia Episcopal de Francia expresaron su solidaridad con el episcopado de Nicaragua ante “las horas difíciles de la historia de su país”, liderado por el presidente Daniel Ortega que constantemente arremete contra la Iglesia Católica.

Las expresiones de solidaridad están en la carta enviada por Mons. Georges Pontier, Arzobispo de Marsella y Presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, al Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua y Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

“Noticias inquietantes nos llegan desde su país: problemas y bloqueos, manifestaciones, operaciones desproporcionadas de la policía, muertes y desapariciones. Queremos desearles y asegurarles nuestra solidaridad, nuestra simpatía y nuestra oración”, indica la misiva publicada por el sitio web de los obispos franceses el 31 de diciembre.

Los obispos de Francia recuerdan luego que, en su mensaje por el tiempo de Adviento, los obispos de Nicaragua recordaron que el país centroamericano necesita una respuesta pacífica para lograr los objetivos de la libertad y la justicia; y que es necesario retomar el diálogo para salir de la crisis.

“Quisiera reiterar la solidaridad de los obispos de Francia en estas horas difíciles de la historia de su país. Nuestras oraciones los acompañen en el camino del restablecimiento del estado de derecho en Nicaragua”, concluye la carta.
Desde el mes de abril del año 2018 Nicaragua enfrenta una grave crisis por las protestas contra el autoritarismo Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el número de muertos durante las protestas han aumentado a 325, que incluyen 23 niños y adolescentes.