El Papa Francisco dijo estar siguiendo de cerca la crisis que vive Nicaragua desde el pasado mes de abril y abogó por el diálogo. Las palabras del pontífice fueron pronunciadas durante un encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en el Vaticano.

“Pienso particularmente en la amada Nicaragua cuya situación sigo de cerca, con el deseo que las distintas instancias políticas y sociales encuentren en el diálogo el camino principal para empeñarse por el bien de toda la nación”, dijo el jerarca católico. 

El pasado 26 de diciembre durante el mensaje de Navidad el Santo Padre pidió ante El Niño Dios que no prevalecieran las divisiones entre hermanos nicaragüenses.

En el mes de Abril el Papa también dijo estar “preocupado por cuanto está sucediendo en estos días en Nicaragua, donde, tras una protesta social, se han producido enfrentamientos que han causado algunas víctimas”.