El presbítero Héctor González, coordinador local de la liturgia de la JMJ, manifestó en conferencia de prensa que “es un acontecimiento de bendición, que llena los corazones de los panameños y los peregrinos. A nivel litúrgico el Santo Padre celebrará varias ceremonias que nos acercan al mensaje de la alegría del Evangelio”, dijo.

El tema central de reflexión del Viacrucis será la realidad de los países Latinoamericanos: el aborto, la violencia, la persecución, entre otros; acompañados de momentos de oración, y el mensaje del Santo Padre.

La Vigilia del día sábado será completamente vocacional, recalcando la santidad de todas las vocaciones, no solo la sacerdotal o religiosa.

Las ceremonias litúrgicas durante la Jornada Mundial de la Juventud representan un momento de Gracia para la Iglesia panameña y para la juventud que le acompaña. Así mismo, los actos artísticos y culturales tendrán el objetivo de transmitir la alegría del Evangelio.

La JMJ tiene, en su estructura, tres actos  que son centrales: el Viacrucis, la Vigilia y la Misa de envío, que son presididos por el Santo Padre.