La periodista Wendy Quintero se convirtió en la más reciente comunicadora que optó por el exilio debido a la situación en Nicaragua. Quintero era el relacionista público del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, entidad confiscada y despojada jurídicamente por el gobierno de Daniel Ortega.

“Nací en Nicaragua y me formé con valores que me han guiado hasta ser la persona que soy, mismos que fueron reforzados por mi profesión como periodista y mi compromiso como defensora de Derechos Humanos. Es por eso que me causa un profundo dolor dejar mi patria en estos momentos de angustias, indefensión, injusticias y falta de libertades”, expone la periodista en una carta divulgada.

“Jamás quise dejar mi país, pero esta difícil decisión la he tomado porque mi integridad física se ha visto comprometida por el asedio y la persecución que vivimos los nicaragüenses por parte del gobierno de Nicaragua y en mi caso se agrava por mi condición como mujer, periodista y defensora de Derechos Humanos tanto desde el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) como del movimiento de radios comunitarias”, agrega.

Quintero señala que “a pesar de la distancia” continuará comprometida para multiplicar las voces e historias de cientos de nicaragüenses.

“Tengo fe en Dios que esto pronto acabará y vendrá una época en donde Nicaragua recibirá a sus hijos e hijas en el exilo para reconstruir la patria que tanto amamos”, concluye.