El mensaje y amor por el primer Santo salvadoreño se percibe en una calle de la ciudad de Nueva York. La calle 179 del alto Manhattan, ahora también lleva el nombre de ´San Romero de América’.

El concejal de origen dominicano, Ydanis Rodríguez, fue quien tuvo la iniciática y explicó que “se trata de honrar el legado de un verdadero defensor del pueblo, un defensor de los derechos civiles, quien así como nuestro señor Jesucristo, murió por su gente”.

El padre Luís Barrios, aseguró que “Arnulfo Romero sigue vivo en nuestros corazones. La Iglesia debe promover los valores cívicos de las personas, y en esta caso, Arnulfo Romero tipifica el sentir nuestro”, dijo el sacerdote de la localidad.

En el acto también estuvo el cónsul salvadoreño Adrián Ignacio Zepeda, expresando que todo el país “está regocijado por este gran reconocimiento a una de nuestras más importantes y respetadas figuras, como lo fue el arzobispo Arnulfo Romero”.

San Óscar Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba la Eucaristía en San Salvador. Su muerte fue semilla de esperanza para muchos y hasta la fecha su mensaje sigue interpelando a quienes faltan al cumplimiento de la palabra de Dios.