La Alianza contra la Privatización del Agua, el Foro del Agua y otros espacios del movimiento social se declararon en “emergencia y movilización permanente” hasta derrotar los intentos de los partidos de derecha de privatizar el agua.

La declaratoria responde al acuerdo de incluir a la empresa privada en el ente rector de las política hídricas, tomado ayer por diputados de ARENA, GANA, PCN y PDC en la Comisión de Medioambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa.

Los diputados que votaron a favor son: Mauricio Ernesto Vargas, Marta Evelyn Batres, René Gustavo Escalante, Mayteé Iraheta y Ricardo Godoy Peñate, de ARENA; Mario Antonio Ponce y Raúl Beltrán Bonilla, del PCN; Santos Adelmo Rivas, de GANA; y Jorge Mazariego, del PDC.

Las organizaciones cuestionan a estos “diputados privatizadores” por  avalar una fuerte presencia empresarial en el ente rector, otorgando sendos puestos a los sectores productivos agropecuario (azucareros) e industrial (bebidas). Éstos podrían, junto a COMURES (controlada por ARENA) y algunas juntas de agua (manipuladas por la derecha), hacer mayoría y tener correlación suficiente para dar un enfoque mercantil y privatizador a las políticas de agua.

Esto tiene el propósito de asegurar agua para los negocios, en detrimento del derecho de la población a tener agua suficiente y de calidad para su consumo y necesidades básicas. “Así los diputados de derecha ponen los intereses de la empresa privada por encima de los derechos de la gente y traicionan su función de legislar para resolver los problemas del país”, señalan las organizaciones.

La Alianza y demás organizaciones anunciaron acciones de presión para revertir el acuerdo de los partidos de derecha y lograr la aprobación de la ley que promueven conjuntamente con la UCA, las iglesias y la Procuraduría de Derechos Humanos. Dicha ley reconoce el agua como derecho, establece un ente rector de las políticas hídricas totalmente público y permite la participación comunitaria en la protección de los bienes hídricos.

Arzobispo Escobar Alas: "Privatizar agua es traicionar al pueblo"


“Hacemos un llamado a la Asamblea, al pleno para que no aprueben ese proyecto de ley, aunque haya sido aprobado por la comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático”. Hace un año, la Conferencia Episcopal Salvadoreña también hizo el mismo llamado.

El jerarca insistió: “que no la aprueben porque sería una traición al pueblo. Privatizarle el agua al pueblo es una actitud ingrata y no tiene nombre. El pueblo ha puesto su confianza en los diputados y espera que defiendan los intereses del pueblo”.

La sociedad civil salvadoreña, a través de la Iglesia y de algunas universidades, le exige al Estado que tenga una visión del agua como un bien público y que renuncie a considerarla un bien económico, una mercancía. Si la empresa privada acapara el poder de decisión en el ente rector, decir que no se privatizará el agua pero permitir que privados decidan su destino es una contradicción; una contradicción que nace de un claro afán de rapiña, afirma la UCA.

Este país centroamericano, al igual que sus vecinos, vive una crisis hídrica, sin embargo, estudios muestran que es el país con más estrés hídrico y la situación afecta a uno de cada cuatro salvadoreños.

En sintonía con la declaración de “emergencia y movilización permanente” de las organizaciones, hoy mismos se anunciaron sendas movilizaciones de la Universidad de El Salvador, sindicatos, diversos colectivos sociales y población que reacciona espontáneamente ante el peligro de privatizar el agua.

Al finalizar la marcha, informó el Kolectivo San Jacinto que agentes de la UMO dispararon fuera del cerco de seguridad colocado luego de la marcha contra la privatización del agua convocada por la UES.


Marta Carolina Santos, madre de José Luís Bernal, estudiante de la UES detenido luego de la marcha contra la privatización del agua, denunció que aún no tiene información de las condiciones en las que se encuentra su hijo.

El rector de la UES, Roger Arias, emplazó a la PNC a que muestre los videos en los que según el subcomisado de la PNC, Juan Carlos Arévalo, jefe de la delegación San Salvador centro, se muestra que los jóvenes capturados tras la marcha de hoy habrían cometido ilícitos.

“Estamos volviendo a los años 70 y 80, la Policía y sobre todo la UMO no ha aprendido a vivir en democracia”, señaló el rector.

Fuente: Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS)

Videos: Kissia Girón y Josseline Roca