El Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo se comprometió este miércoles a liberar a todos los presos políticos en un plazo no mayor a 90 días, anunció el representante de Luis Almagro en Nicaragua, Luis Ángel Rosadilla, quien funge como testigo y acompañante internacional en las negociaciones entre el régimen y la Alianza Cívica.

José Adán Aguerri, miembro de la Alianza Cívica, explicó que el plazo de 90 días no significa que hasta dentro de tres meses iniciará la liberación de los presos, sino que ese es el plazo máximo para que todos los reos salgan de las cárceles.

Ambas partes invitaron además al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) “para que acompañe a la mesa en el proceso de liberación de todas las personas presas o detenidas”.

En el comunicado leído por el representante de la OEA se anunció asimismo el retorno del proceso de negociación en el campus del Incae, cuya agenda incluye:

Fortalecer la democracia y reformas electorales para la realización de procesos electorales.Fortalecer los derechos y garantías ciudadanas.

La liberación, dentro de un plazo máximo de 90 días, de conformidad con el ordenamiento jurídico del país, de todas las personas presas y detenidas en el contexto de los hechos ocurridos a partir del 18 de abril del 2018.

Una vez logrados los acuerdos en la mesa de negociación, ésta realizará gestiones internacionales para la obtención de apoyos a la implementación de los mismos. En su momento, y de común acuerdo entre las partes, se hará un llamado a la comunidad internacional a suspender sanciones para facilitar el derecho al desarrollo humano, económico y social de Nicaragua, favoreciendo a los sectores más vulnerables de la población.