Durante la Eucaristía del segundo domingo de Cuaresma, El Obispo Auxiliar de Managua  Monseñor Silvio José Báez, condenó los hechos represivos ocurridos la tarde del sábado  que dejó a más de un centenar de personas detenidas.

Monseñor Silvio Báez también se refirió a la posible reanudación de la negociación en el Incae entre el gobierno y la Alianza Cívica.

“El diálogo no es un fin en sí mismo, lo importante no es que las negociaciones vayan adelante, lo importante es que las negociaciones sean eficaces para cambiar Nicaragua. Lo importante no es que las negociaciones no se trunquen, no es que las negociaciones sigan, el fin no es el diálogo, el diálogo es un medio”, reflexionó.

el prelado también exhortó a los miembros negociadores de ambas partes que se dejen interpelar por el pueblo y que sean transparentes con las negociaciones.

“Queridos amigos del diálogo, no se olviden del pueblo, que sea el pueblo el sujeto del diálogo y que sea el pueblo que esté continuamente informado”, manifestó el obispo.