Alvarito Conrado, el niño mártir de las protestas cívicas estuviera cumpliendo hoy sus 16 años de edad. Declamando poemas, cantando canciones y demandando justicia, fue el homenaje realizado este lunes frente al pequeño monumento que hay en su memoria dentro del Instituto Loyola, donde estudiaba la secundaria.

Conrado recibió un disparo de arma de fuego, que le provocó lesiones en la tráquea y el esófago, según el certificado de defunción emitido por el Hospital Bautista.
de fútbol, se cantaron las mañanitas y colocaron flores. Al lado de la estatua y que los estudiantes llegan a visitar constantemente, hay dos botellas que recuerdan que fue asesinado por solo pasarle agua a los jóvenes que protestaban ese 20 de abril.

Previo al homenaje de hoy, su padre recordó de los principios de servicio, lo fanático que era a Harry Potter y su amor por el atletismo de su hijo y demandó justicia, porque a días del primer aniversario de su asesinato, tragedia que conmocionó a todo el país, no hay ninguna persona juzgada por ser responsable.