Fieles de León celebraron el segundo aniversario de la consagración del Nazareno del Dulcísimo Nombre de Jesús del Consuelo de la Reseña con una Solemne Eucaristía presidida por Monseñor Bosco Vivas Robelo, Obispo de León, concelebrada por los señores canónigos y sacerdotes de la Diócesis, posteriormente se realizó una solemne procesión que recorrió ayer en horas de la tarde las calles del centro histórico de la ciudad de León.

La solemne procesión del Cristo de la Reseña salió de la Iglesia de San Felipe a eso de las 5 de la tarde ingresando nuevamente a eso de las 8 de la noche.

La tradición se remonta al año 1867 en el que un brote de cólera asoló León, especialmente al barrio San Felipe, cuyos habitantes prometieron sacar a perpetuidad los lunes santos en procesión la imagen del Cristo de la Reseña.

Esta es una procesión penitencial, porque se inició cuando el cólera mató una gran parte de la población de León en el 1867, por lo que monseñor Gordiano Carranza, le prometió a nuestro señor Jesucristo que si paraba este brote de cólera le ofrecería una procesión para toda la vida.


En la procesión que recorre las calles centrales del barrio de León participan cada año, más católicos devotos que acompañan una imagen de Jesucristo, así como de la Virgen María y otros santos de la iglesia católica.

El Señor de la Reseña es imponente, el gesto de su mano deteniendo la peste del cólera morbo, que azotó Nicaragua en 1867, hace que uno quede paralizado al contemplarla.

El pasado sábado 2 de abril del año 2017 se dio la Solemne Consagración de Nuestro Señor del Consuelo de La Reseña, que cumple este año 152 años de Cortejos Procesionales.