El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, será trasladado a Roma por un tiempo indeterminado, según anunció este miércoles en una conferencia de prensa. El traslado ha sido una petición del papa Francisco. “Yo no he pedido salir, he sido llamado por el Santo Padre. Esta decisión de que yo abandone Nicaragua es una responsabilidad del Santo Padre”, dijo Báez.

Monseñor Báez, considerado uno de los obispos mas cercanos al pueblo y más crítico del régimen orteguista, viajará en la semana de Pascua. Aún no se sabe cuánto tiempo estará fuera, sin embargo dijo que espera pronto estar de regreso en el país.

“Le manifiesto con toda sinceridad: en este momento experimento un gran dolor en mi corazón, el dolor de no poder estar físicamente en mi amado pueblo nicaragüense”, le dijo Baéz al papa Francisco luego que le pidiera que dejara Nicaragua.

“No abandono al pueblo de Dios, donde vaya lo llevaré en mi corazón de pastor. No me voy a desatender de Nicaragua”, dijo el obispo auxiliar de Managua, quien regresó este martes al país.