La Parroquia de Fátima, en Portugal, realizó   este pasado jueves 4 de abril una jornada de Oración Mundial por la Paz, coincidiendo con el centenario del fallecimiento de San Francisco Marto, uno de los pastorcitos a los que se apareció la Virgen en Fátima. 

A esta oración se  sumaron  parroquias, comunidades, familias, colegios y movimientos marianos de la provincia Eclesiástica de Nicaragua.

Ante los pies de la Virgen del Trono, Patrona de Nicaragua fieles del municipio de El Viejo en  Chinandega renovaron la consagración al Inmaculado Corazón de María en el Santuario Mariano nacional.

La iniciativa contó  con el apoyo y respaldo del obispo de Leiria-Fátima, el cardenal Antonio Marto, se celebrará bajo el lema 'Mater Fátima: De Fátima para el mundo. Rosario por la paz'.

Más de 60 Santuarios de todo el mundo se sumaron  a esta oración. Entre ellos destacan: la Basílica de la Anunciación de Nazaret; el de Nuestra Señora de Guadalupe, en México; el de la Divina Misericordia, en Polonia; además del Santuario de Fátima, cuyo rector, el padre Carlos Cabecinhas, estará presente copresidiendo el acto en la Parroquia de Fátima.

El objetivo de esta Oración Mundial por la Paz fue "sensibilizar e invitar a los fieles de todo el mundo a unirse en oración" para pedir por "la paz del mundo, la conversión de los pobres pecadores, lareparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias contra la presencia real de Cristo en la Eucaristía, la reparación de las ofensas cometidas contra el Inmaculado Corazón de María, y la intercesión por la salvación de las Benditas Almas del Purgatorio".