La violencia en El Salvador no cesa, esta vez la víctima es el sacerdote Cecilio Pérez de 38 años de edad, Párroco de la Iglesia San José la Majada del municipio de Juayua, Sonsonate.


Según declaraciones de lo fieles, anoche el Padre junto a los fieles se pusieron de acuerdo para salir a rezar a las cinco de la mañana. Cuando llegaron en la madrugada a la casa parroquial, no les respondió y no abrió la puerta; ante esto, buscaron la forma de entrar y encontraron la escena del crimen

El Obispo de la Diócesis de Sonsonate, Monseñor Constantino Barrera llegó al lugar y pidió a toda la comunidad católica orar por todos los sacerdotes y en especial por el alma del Padre Cecilio. “Oremos por los sacerdotes, oremos por la feligresía. El Padre Cecilio estaba realizando una labor muy bonita y tenía una respuesta muy buena por parte de la gente”, dijo Monseñor Barrera a un medio de esa localidad.


Este asesinato se suma al del sacerdote Walter Vásquez, hecho ocurrido el Jueves Santo del año 2018 en el municipio de Lolotique, San Miguel. De este último caso, aun no hay respuesta por parte de las autoridades policiales y fiscales.


Según  reportes preliminares de la pnc, el asesinato del Padre Cecilio estaría  vinculado al cobro de la extorsión, ya que en la escena del crimen se encontró  un manuscrito con la frase “no pagó  la renta MS13”. A Pesar de esto, serán  las investigaciones las que determinarán los motivos de este hecho sacrilego.