La mañana de este domingo tercero de pascua, Monseñor Bosco Vivas Robelo, Obispo de León, realizó junto a los Frailes Dominicos la celebración del Año Jubilar por el VI Centenario de la Muerte de San Vicente Ferrer en la Basílica Catedral de León.

En su homilía el obispo leones compartió que “este domingo tercero de la pascua de resurrección nuestra asamblea, la iglesia aquí reunida, quiere de una manera especial, quiere dar gracias al Señor por el servicio que la Orden de Predicadores, fundada por Santo Domingo de Guzmán, ha prestado en todo el mundo, pero hoy recordamos el bien que han hecho a nuestra Diócesis y en América Central”

Esta es una plegaria de gracia por concluir el centenario de la partida de San Vicente de Ferrer a la casa del padre, esta orden encomienda a San Vicente su trabajo en toda la región, hagamos un acto de amor a Jesucristo, a ese señor que nos ama con amor eterno, al hijo de la Virgen que nos ha remido con su sangre preciosa y que nos reúne hoy para fortalecernos con su palabra de vida eterna”

“A ustedes mis queridos frailes, hermanos todos de la orden dominicana y en nombre de esta iglesia diocesana, que en un tiempo fue sede episcopal de todo el territorio nacional, a ustedes quiero rendirles homenajes de cariño, porque como buenos sembradores ustedes han lanzado la semilla de la palabra por mas de quinientos años, esa semilla que sigue dando frutos, Dios le proteja mis queridos hermanos de la Orden y de sus diversas ramas de la familia dominicana” dijo el prelado.

En la celebración litúrgica participó Fray Carlos Antonio Cáceres O.P. Prior Provincial, Frailes, religiosas y laicos Dominicos.