El Vidente.

Bernardo Martínez nació en Cuapa, Nicaragua en 1931. Su abuelita lo crío y educó cristianamente. Era un campesino sencillo y humilde, piadoso y servicial, que le gustaba ayudar en la Iglesia como sacristán. Bernardo es a quien la Santísima Virgen escoge para revelar su mensaje.

Desde muy niño Bernardo quiso ser sacerdote, pero no pudo lograrlo en su juventud. Después de las apariciones, por un regalo preciosísimo de la Santísima Virgen, Bernardo, a los 64 años de edad, es ordenado sacerdote en la Catedral de León, Nicaragua, en 1995. Muere como santo sacerdote en el año 2000 y se celebra la misa de resurrección en la misma catedral.

Cinco apariciones de la Virgen de Cuapa

La Virgen de Cuapa, según testimonios del ahora finado sacerdote Bernardo Martínez, se le apareció previamente un 15 de abril en forma de luz en la iglesia de Cuapa donde era sacristán. Posteriormente, el sacristán Bernardo, contó a la iglesia y al obispo del departamento de Chontales, el finado Monseñor Pablo Antonio Vega, los testimonios de las apariciones de la Virgen. Las apariciones fueron el 8 de mayo, el 8 de junio, el 8 de julio, el 8 de septiembre y la última el 13 de octubre del año 1980, exactamente hace 39 años. Las apariciones fueron reconocidas por el Obispo en el año 1982 y por la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN. El sitio de las apariciones es ahora Santuario Nacional. En el año 2000 durante el jubileo le dieron la indulgencia.

Nicaragua vivía un conflicto militar en ese tiempo y la guerra fría estaba en el mundo

En ese año 1980 Nicaragua vivía una situación difícil y una guerra entre nicaragüenses. Estaba el período de la guerra fría entre las potencias y el mensaje de la Virgen era según Bernardo Martínez el siguiente: “Nicaragua ha sufrido mucho desde el terremoto. Está amenazada a sufrir más todavía. Seguirán sufriendo si ustedes no cambian”. Dice Bernardo que la Virgen dijo: Reza, reza, hijo mío, el Rosario por todo el mundo. Dile a creyentes y a no creyentes que al mundo lo acechan graves peligros. Pido al Señor que aplaque su justicia; pero si ustedes no cambian, abreviarán la venida de una Tercera Guerra Mundial”. Un mensaje, independientemente de su contenido religioso, realmente vigente ante tantos y tantos conflictos mundiales, que ponen en riesgo la paz del mundo.

Cuapa un pequeño pueblito de Chontales

Cuapa, en idioma de los indígenas náhualt, proviene de “coatl pan”. Significa:”por encima de la serpiente”. Según los fieles hace la figuración de la Inmaculada Concepción de María aplastando la serpiente y su cabeza, tal como se mira en las imágenes colocadas en las iglesias.

Los mensajes de la Virgen

En las cinco apariciones que realizó la Virgen María de Cuapa al padre Bernardo, se destacan los siguientes mensajes:
  • Rezar el Santo Rosario, todos los días. En familia. A una hora tranquila y meditando los misterios.
  • Pedir fe, paciencia, fuerza para llevar la cruz.
  • Amarse unos a otros y perdónense.
  • Hacer la paz, no solo pedirla, porque si no se practica la paz no habrá.
  • Platicar entre ustedes; entiéndanse, y nunca vayan a la violencia.
  • No entristecerse, porque aunque “ustedes no me vean. Una Madre no olvida nunca a sus hijos”.
  • Invocar con estas palabras: “Santísima Virgen, vos sos mi Madre, la Madre de todos nosotros los pecadores