La realidad del país no parece cambiar. La protesta social ha vuelto a las calles, la represión por igual y no hay respuestas a las demandas populares.
Según Carlos Paz, director de Pastoral Social Cáritas de la Diócesis de San Pedro Sula, además de defensor de Derechos Humanos, la interpretación que se le pueda dar al descontento social es que la población demanda un urgente cambio.
“La población ha marcado su nivel de tolerancia, de hartazgos y en este momento sabe que los diálogos solamente sirven para postergar las crisis, para agudizar las crisis y en este momento no se cree en el diálogo”, dijo Paz.
En entrevista con Radio Progreso (RP) Carlos Paz (CP) declaró que la crisis en el país se arrastra desde el golpe de Estado de 2009 ha dado algunos cambios importantes con el surgimiento de nuevos rostros en los liderazgos sociales.