Julio Mairena | Matagalpa

"No es la hora y nunca será la hora de la presidencialitis; los verdaderos líderes surgen del silencio de hombres y mujeres que sufren con el pueblo y trabajan por la paz , pero no para buscar un galardón o vender una imagen, si no, por amor al pueblo" aseguró Monseñor Rolando Álvarez, en la misa de clausura de la primera Peregrinación de Pentecostés Juvenil, realizada este Domingo en Matiguás - Matagalpa.

La peregrinación inició en Paso Real, a unos 10 km de Matiguás-Matagalpa, donde se reunieron cientos de jóvenes de las diversas parroquias de la Diócesis de la Perla del Septentrión. El acto religioso fue dedicado por la paz de Nicaragua, en medio de un ambiente de oración, consignas y alabanzas durante el trayecto. Cabe destacar que los jóvenes portaban  sus banderas Azul y Blanco, como signo de denuncia de las injusticias ocurridas durante la crisis sociopolítica que vive el país.

" El pueblo es el verdadero constructor de su historia, este pueblo que tiene rostro,que tiene nombre, que tiene identidad , que tiene dignidad,  ya pasaron los tiempos en que otros tomaban decisiones por nosotros. Esta es la hora en que el pueblo se hace constructor de su historia, cada uno de los nicaragüenses sin exclusiones y exclusividades, cada uno a portador de si en busca de la paz, de la justicia, de la estabilidad y de la democracia, y esto para heredar a las futuras generaciones donde todos podamos vivir como hermanos y que nadie tenga miedo de nadie, donde se pierda todo odio, toda venganza, toda intimidación" aseguró Álvarez en la homilía.

"Eso no tiene que seguir ocurriendo en nuestro país, esta es la hora en que el rico de Epulon deje de pensar de seguir, dejando de caer de su mesa , las migajas que le sobran. Esta es la hora en que todos, obreros, campesinos, trabajadores, empresarios honestos, políticos  sensatos, unos y otros, pensemos en sentarnos juntos en la mesa, cada uno en sus sitios; pero todos en la mesa al fina para compartir el pan con dignidad " .

"Ahora si es posible, por eso, este es el momento de la unidad, una unidad que no puede  esperar que venga de arriba o de afuera ,no , una unidad que la tiene que hacer el pueblo; la está haciendo el pueblo desde las bases en la familia,en la comunidad, en el barrio y en la ciudad, Unidos en un mismo pensar y sentir, Nicaragua esta es la hora de Nicaragua". 
La santa Eucaristía de clausura de la peregrinación fue concelebrada por todo el Clero  de la Diócesis de Matagalpa, en el campo de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en Matiguás.

Esta peregrinación de Pentecostés Juvenil  es la primera que  realiza en la Diócesis de Matagalpa, en reposición de la tradicional vigilia que se realizaban años anteriores. Según Monseñor Álvarez, este año decidieron hacer la peregrinación por motivos de seguridad de los jóvenes,  debido a la crisis sociopolítica.