Era un jueves 14 de junio del año 2018, nicaragua vivía un paro nacional en protesta por los asesinatos y la represión desatada por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo desde el mes de abril de ese mismo año, los principales medios de comunicación del país así como las redes sociales reportaron ese día como todo el pueblo se sumó al paro nacional, habían calles desoladas, negocios cerrados y mucha represión por parte de la policía nacional y paramilitares que para esa fecha ya tenían licencia para matar.

Como todos los jueves Sandor Dolmus, monaguillo de la Basílica Catedral de León, visitó al Santísimo, expuesto como todos los jueves en todas las iglesias, el adolescente de apenas 15 años, publicó en su cuenta de Facebook “Señor Jesús te pongo en tus manos tu país Nicaragua especial a León no lo desampares Mándanos paz. nunca he oído que tu desamparas a alguien ayuda a tu León ayúdanos a vencer el mal” escribió el adolescente que horas más tarde fue asesinado por paramilitares.

La noticia de la muerte de Sándor generó un rechazo rotundo en todos los niveles de la sociedad, más aún cuando trascendió lo que había publicado pocas horas antes de morir en las redes sociales, lo que muchos lo llamarían como un “mensaje desde el alma”.

Sandor murió en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello, hasta donde fue trasladado luego de recibir el disparo cerca de su casa, en el barrio San Juan de León.