Julio Mairena | Matagalpa


Este miércoles la Diócesis de Matagalpa inició la Post-Asamblea Diocesana, en el centro pastoral La Cartuja, evento dirigido por Monseñor Rolando Álvarez, obispo de esa diócesis, los días 10 y 11 de julio; en conjunto con los cuadros pastorales de todas las parroquias.

Desde agosto de 2018, hasta la fecha, se realizó la Pre-Asamblea que se enfocó en “Ver” y la Asamblea en “Juzgar”.

La Post Asamblea, bajo el lema de “Renovados a la Luz del Espíritu Santo”, es la tercera fase de renovación de evangelización de la Diócesis de Matagalpa con el propósito de construir acciones para actuar como una iglesia diocesana profética, que anuncie y denuncie los atropellos a los derechos humanos.

La Diócesis de Matagalpa dentro de su proceso de renovación, busca tener una misión evangelizadora que no sólo se base en predicar un Cristo divino, sino, un Cristo humano, un Cristo sufriente, que haga sentir a la población acogida por la iglesia católica, con su voz profética en medio de la fuerte crisis sociopolítica.

Este proceso que emprende la Diócesis de la Perla del Septentrión, es debido a la crisis sociopolítica que vive el país, ya que en este departamento se ha visto como la iglesia ha recibido fuertes ataques por personas pro gobierno, quienes supuestamente buscan la denominada paz.

“Construir esto, se convierte en una reforma para la Diócesis, que no debe ser algo a corto plazo, sino de cara a diez años, formando desde ahorita las nuevas generaciones. Aquí apenas empieza” Aseguró Monseñor Álvarez.

Otro propósito que buscan obtener es realizar una evangelización formadora con valores éticos y morales para las nuevas generaciones y líderes de la iglesia, que sean personas de bien, respeten la dignidad humana y la vida. Todo esto dependerá del nuevo mecanismo de evangelización que se llevará a cabo en todas las parroquias, mismo que saldrá de la Post-Asamblea.

Monseñor Álvarez y el clero diocesano, para realizar las fases del proceso de renovación de la diócesis se han basado en el documento de “Aparecida”, que consiste en el llamado a Ver, Juzgar y Actuar.

En la Post-Asamblea participan unos 300 laicos, provenientes de las 28 parroquias de la Diócesis de Matagalpa, entre ellos hay catequistas, delegados de la palabra, ministros de la comunión, coordinadores de grupos y miembros de consejos parroquiales.