Foto: @RubenFigueroaDH / Movimiento Migrante Mesoamericano


 Ruben Figueroa | Movimiento Migrante Mesoamericano

A pesar del despliegue de elementos de la guardia nacional y el incremento de agentes de migración en la Frontera Sur de México, las personas migrantes continúan ingresando al territorio mexicano.


Las personas continuan desplazandose desde sus paises de origén, tal parece que la militarizaciòn de las fronteras en nada cambia la realidad y el entorno en el que viven y por la cual se ven obligados a emigrar, en sus pueblos siguen sufriendo la pobreza crónica, violencia estructuctal y también el impacto generado por el cambio climatico.


Los numeros de detenidos y deportados por autoridades mexicanas han subido como la espuma en los ultimos meses a tal grado que la carceles migratorias se encuentran por encima de su capacidad, eso no ha podido evitar que el flujo baje pues la mayoría de los deportados lo vuelve a intentar hasta en 3 a 4 ocasiones.


Las medidas son dictadas desde Estados Unidos y acatadas en México, sin importar el costo humano, es visible que la agonía se alarga para los viajeros, por otro lado los delitos que se cometen contra ellos continúan y van a la alza por que no existe una política de prevención del delito, la estrategia es solamente perseguirlos, detenerlos y deportarlos masivamente.