Fotografía | Lázaro Gutierrez | Arquidiócesis de Managua


El clero de la Arquidiócesis de Managua junto a su arzobispo el señor Cardenal Leopoldo Brenes, celebraron la Eucaristía de cuerpo presente del Presbítero Dionisio Quintanilla en la parroquia Santa Marta, en la acción litúrgica participaron familiares y fieles de esta parroquia.

En su homilía monseñor Brenes, expresó que “el Señor llamó al padre Dionisio en un momento especial para él y para esta parroquia, estamos en las manos del Señor, él es el dueño de nuestras vidas, quizás para el mundo no era el momento exacto, pero para Dios ese era el momento”.

Continúo diciendo que como “Sacerdote y arzobispo, al igual que muchos sacerdotes el señor nos ha concedido la dicha de haber podido disfrutar de su cercanía y amistad que se remonta a los años de seminaristas, mientras yo era el vice rector del seminario nacional, él era mi equipo de trabajo en la pastoral que hacíamos los fines de semana, pude percibir esa amistad que perseveró hasta el último momento” puntualizó.

El arzobispo metropolitano recordó la cercanía del padre Dionisio hacía su familia, “hoy nos toca recordarlo como un hombre cercano, como un pastor, obediente a las misiones que la iglesia a través de la persona de su arzobispo se le encomendaba”.

El Cardenal recordó que “el cirio encendido para la iglesia católica es la señal de la luz de cristo, luz que se hizo presente en el caminar de la vida, el evangeliario, que le fue entregado como diácono, y la predicación que la hizo propia, este servicio tan hermoso que significa la estola morada para administrar el sacramento de la penitencia de la reconciliación”.

En la eucaristía de cuerpo presente participaron sacerdotes de las diferentes zonas pastorales de la Arquidiócesis de Managua.