Por segundo año consecutivo, Reyna Rueda, la alcaldesa orteguista de Managua, no será la mayordoma de las fiestas patronales de la capital. El cardenal Leopoldo Brenes decidió otorgar esa responsabilidad a los sacerdotes Boanerges Carballo y Juan José Colato, de las parroquias de Santo Domingo de Guzmán, quienes contarán con la ayuda de la feligresía.

Este año la Policía Nacional tampoco estará a cargo del cordón de seguridad que rodea la imagen de Santo Domingo en su tradicional entrada y salida a Managua los 1 y 10 de agosto.

“El señor arzobispo ha dispuesto, y lo queremos decir con toda claridad, que los sacerdotes que estamos al frente de las parroquias de Santo Domingo asumamos la mayordomía nuevamente”, explicó Boanerges Carballo a través de la cuenta en Facebook de la Parroquia Santo Domingo de Guzmán, Las Sierritas. 

La decisión del Cardenal Brenes, dijo el párroco, “es para que desde la Iglesia nos preocupemos por el tema de la espiritualidad, de la devoción”.

“La mayordomía tiene una dimensión de recursos, pero sobretodo de coordinación. Estamos tratando de tener ese espíritu de coordinación. La responsabilidad la compartimos con todos los feligreses de Santo Domingo”, agregó el párroco.

Por segundo año consecutivo, debido a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018 a causa de la represión orteguista ejecutada por la Policía, la institución no estará a cargo del cordón de seguridad alrededor de la imagen.

“Los hermanos del Comité y los devotos de Santo Domingo vamos a formar el cordón de seguridad, que no es más para que la imagen vaya en orden y resguardada. La seguridad de la imagen estará a cargo de los Comités Tradicionalistas”, explicó Carballo.