La Oficina de Beatificación del Arzobispado de San Salvador, presentó de manera oficial la imagen del Padre Rutilio Grande y sus dos colaboradores, Nelson Lemus y Manuel Solórzano, acompañada de una oración de intercesión.

Esta oración es para pedir a Dios, bajo la intercesión del Padre Grande y sus compañeros algún favor. En caso de obtener lo pedido se ha solicitado pide a los fieles comunicarlo a la Oficina de Canonización del Arzobispado de San Salvador.

El pasado 12 de marzo, durante una exposición en el Vaticano, el padre Pascual Cebollada, Postulador General de la causa por parte de la Compañía de Jesús se expresó sobre Rutilio Grande asegurando que era “un servidor del pueblo de Dios que vivía como entendía los sacramentos y entendía los sacramentos como los vivía”, dijo el Padre Cebollada.
El 12 de marzo de 1977, el padre Grande, acompañado por Manuel Solórzano, de 72 años, y Nelson Lemus de 15, fueron asesinados en una emboscada por parte de miembros de los llamados escuadrones de la muerte.