Desde el mediodía de este jueves 25 de julio estudiantes y excarcelados empezaron a concentrarse en las cercanías del edificio Pellas para iniciar la marcha que saldría a las 2 de la tarde de la Rotonda Jean Paul Genie, sin embargo, fueron asediados y rodeados por policías, que incluso usaban técnica canina.

Los estudiantes alzaron varias veces sus brazos en señal que estaban desarmados, sin embargo, los oficiales lanzaron varias chibolas contra manifestantes y periodistas que daban cobertura al hecho.

La CIDH se pronunció sobre el tema, mostrando su preocupación por el enorme despliegue policial desde esta mañana



 La población que se vio impedida de marchar realizó plantones en Carretera a Masaya entre la zona Movistar y el edificio Cobirsa, que la Policía reprimió con bombas de sonido o aturdidoras y balinazos.


Otro plantón realizado en los predios de la Catedral de Managua igual fue asediado y reprimido con piedras, balines y chibolas. A lo largo del día varias personas habían sido secuestradas en varios tramos de la Carretera a Masaya, algunos de ellos fueron reportados liberados posteriormente.

En la iglesia San Miguel, en Masaya varios de los autoconvocados permanecían en el interior del templo sin poder salir, pues la Policía lo mantenía rodeado hasta horas de la tarde. Esto ocurrió al concluir la misa celebrada por el padre Edwin Román, en memoria de los estudiantes “que han derramado su sangre”, a lo largo de la historia. Román aseguró a los periodistas que los policías antimotines llegaron acercarse a las puertas de la iglesia. 




Al tiempo que protegieron a simpatizantes del régimen que lanzaron piedras contra los asistentes que al final de la misa reclamaban por libertad y justicia. Al menos tres jóvenes habían sido detenidos esta tarde en Masaya. En Matagalpa un platón en el atrio de la Iglesia Catedral también fue asediado por la Policía donde resultó agredido el periodista de Radio Vos Jordy Estrada.