Con la aceptación de la renuncia por el Papa Francisco de Monseñor Bosco Vivas Robelo, como Obispo L de León y el nombramiento de Monseñor Sócrates René Sándigo como Obispo LI de la Diócesis Primada de Nicaragua, (Por ser la mas antigua en la historia eclesial) el pasado 29 de junio del 2019, culmina y pasa a la historia el Obispo del Ave María Purísima.

Monseñor Vivas Robelo, gobernó por 28 años a los departamentos de León y Chinandega, llegó a León en 1991, fue recibido con algarabía por miles de fieles que apoteósicamente le recibieron como pueblo católico y mariano por excelencia.

Durante su episcopado podríamos decir que tuvo muchos logros como el haber logrado que se elevara a Basílica Menor y el patronazgo de la Virgen del Trono en El Viejo, el haber logrado que se declarase patrimonio histórico de la humanidad a la Catedral de León, también organizó muchos congresos marianos, jornadas de oración, fundó Radio Magníficat y Purísima TV, es la única diócesis con un periódico impreso y digital, ordenó a 100 sacerdotes, deja formando 60 seminaristas, 11 congregaciones religiosas en la diócesis y erigió 58 parroquias.

Monseñor Vivas Robelo será recordado por Nicaragua como el Obispo del Ave María Purísima, ya que su amor a la Virgen es grande e inmenso y eso lo movió a escribir una antología poética mariana, así como su magisterio mariano publicado en el marco del segundo sínodo diocesano que vivió la Diócesis de León.

La despedida a los pies de la Virgen del Trono

“Al venir aquí a esta diócesis de León y Chinandega yo encontré encendido el amor por la virgen en los corazones de ustedes y yo traía una llama también de amor a la virgen. Fundimos esa llama, nos hicimos uno en el amor a la virgen y esto me hace feliz al final, esto es lo que yo quiero agradecerles a todos ustedes, a sacerdotes, fieles y a todas aquellas personas que aportaron, que ayudaron a que esta diócesis fuera caminando, tratando de ser fiel al plan de Dios, tratando de vivir el evangelio de Jesús”, dijo Monseñor Vivas Robelo antes los pies de la Virgen del Trono en El Viejo en lo que fuera su última visita a la casa de la patrona de Nicaragua, de quien se despidió a solas y en unos momentos de silencio el pasado 03 de agosto.

En esa última eucaristía el padre Aurelio Bayardo López, el último presbítero ordenado por Monseñor Bosco Vivas, en nombre de todo el clero agradeció a su excelencia por todas las enseñanzas, por predicar con el ejemplo y por hacer de la palabra de Dios el amor más sublime.

Estamos muy agradecidos por su gran labor pastoral al servicio de esta amada iglesia y eso nos consuele el corazón y nos llena de alegría y esperanza”, dijo López.

El rector de la Basílica Menor, Inmaculada Concepción de María, monseñor Jaime Ramos manifestó que el pueblo de occidente está contento por haber tenido como guía espiritual al obispo Bosco Vivas, un hombre que siempre en sus oraciones llama a adorar a la Madre Santísima.

 “Nos alegramos por su ministerio fecundo, nos alegramos porque como buen padre nos enseñó a caminar y deja un legado maravilloso de trabajo pastoral, nos enseñó que la parroquia es un lugar de evangelización, nos dejó una diócesis donde la función principal es evangelizar y por eso estamos contentos. Hemos venido al santuario por iniciativa de todo el clero de la diócesis a dar gracias por esos 28 años fecundos”, dijo el padre Ramos.

Sereno pero controversial en las redes sociales

Monseñor Vivas, de una mirada serena, reflexiva, evangelizó durante sus 28 años como obispo al pueblo por medio de la vida de los Santos, de fe recta y con mucha esperanza, mostraba durante sus homilías una serenidad profunda.

 Incluso en medio de las criticas fuertes que últimamente se hacían como pan de cada día en su ciudad episcopal, producto de las desacertadas decisiones y abusos de quienes le rodeaban (en su curia) y que hacían en su nombre; Según personas cercanas, él como episcopo era el último en darse cuenta.

Esas cosas fueron las que le deterioraron la imagen como pastor de la grey, pero el pueblo es fiel a su iglesia y en medio de esos momentos adversos su palabra era escuchada, no cabe duda que la Virgen, a quien ama y amará hasta sus últimos días lo protege en su caminar de vida.

Oremos por él como sucesor de los apóstoles

Al llegar al termino de su episcopado como fieles católicos creyentes en la sucesión apostólica estamos obligados por caridad a elevar una plegaria por el obispo emérito de León, quien lucidamente tiene el compromiso cristiano de orar por esta patria sufrida ya sea desde un convento dominico o desde donde se encuentre y nosotros orar por él, para que la Virgen medianera de todas las gracias sea su fiel hermana y compañera.

Hasta siempre Obispo del Ave María Purísima