Miles de feligreses católicos presenciaron la tradicional bajada del co-patrono de los masayas San Miguel Arcángel, bajo un fuerte dispositivo policial que constantemente asedia este templo parroquial.

La venerada imagen de San Miguel Arcángel fue bajada la tarde de este 19 de septiembre de su nicho entre vivas, aplausos, repiques de campanas y los infaltables filarmónicos, a eso se sumó el ondeo de la bandera de Nicaragua por el Presbítero Edwin Román, quien dijo que estas fiestas son en petición por la paz y la justicia en Masaya y en el país.

El santo patrono recorrió las calles principales de la ciudad de Masaya, y es acompañada por una multitud promesantes entre niño, jóvenes y adultos.



  Estas festividades son previas a las fiestas patronales más largas del país, que inician este martes con la bajada de la imagen de San Jerónimo, en esta ciudad.