Esta mañana, tras oraciones en la Basílica de San Pedro, los participantes de la Asamblea se dirigieron en procesión hasta el Aula Pablo VI, donde se realizarán las sesiones de trabajo.

En el día de ayer el Papa ofició la misa inaugural, también en la Basílica Vaticana, en la que recordó a los prelados que participan en el sínodo, que "somos obispos porque hemos recibido un don de Dios", don que debe ser reavivado, por la acción del Espíritu Santo, don que es sobre todo el anuncio del Evangelio.

En su convocatoria, el 15 de octubre de 2017, el Pontífice dijo que el objetivo principal del Sínodo era "identificar nuevos caminos para la evangelización de esa porción del Pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, frecuentemente olvidados y sin la perspectiva de un futuro sereno, también como resultado de la crisis de los bosques amazónicos, pulmón de capital importancia para nuestro planeta".

Integrantes

El sínodo, que comenzó oficialmente ayer con la misa del Papa, concluye el 27 de octubre. Su tema es "Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral".

En el Sínodo participan obispos de los países que integran la Amazonía: 4 de Antillas, 12 de Bolivia, 58 de Brasil, 15 de Colombia, 7 de Ecuador, 11 de Perú y 7 de Venezuela. Está también, además del Papa, jefes de 13 dicasterios romanos, 33 personas indicadas expresamente por el Papa, 15 de la Unión de Superiores Generales, y 19 adscritos a consejo presinodal, entre otros.