Andrés Martinez


Con la presencia de los sacerdotes y del Vicario General Monseñor Marcos Diaz, Monseñor René Sándigo, presidió la santa eucaristía en la capilla del colegio San Ramón, que meses anteriores había sido removida del lugar.

Después de haber escuchado la palabra de Dios, Monseñor en su homilía expresó que; “para San Pablo era muy importante tener una comunidad en Roma, era como que el cristianismo fuese nacido en la comunidad San Ramón y que después de mucho tiempo estuviera en Washington por ejemplo, así que, San Pablo comenzó predicando en el norte de palestina y terminó predicando hasta llegar a Roma, no es cualquier libro, y el misterio de Pablo era, el permanecer en cerca de Dios” Recalcó.


“Si el hombre, se separa de Dios que nos alimenta de su palabra nos vamos desecando, y es la Importancia de estar en una comunidad en nuestra iglesia, a ella se llega a meditar la palabra de Dios y también a contar nuestras experiencias a los demás, ¿cuántos de ustedes se sienten que han caminado solos? Se hace pesado el camino, pero cuando vamos alimentado de la palabra de Dios y de la eucaristía el camino se hace más fácil, por lo tanto, es primordial estar en una comunidad de nuestra iglesia” resaltó.

También Invitó a edificar la comunidad en la iglesia como lo realizó Santa Teresa de Ávila resaltando que “a las comunidades se llega a meditar la palabra de Dios ustedes tienen siempre sus reuniones sigan así, con ese mecanismo, pero no se olviden de la palabra de Dios, a las primeras comunidades de la iglesia se les pedía que se mantuvieran en oración y meditando la palabra”.

En resumen, el prelado reflexionó que “no se aferren a una estructura, que no son importante para la iglesia, si no que tenemos que estar muy preparado en la dotrina de la iglesia y estar al tanto de la comunidad, para que dentro de unos 20 años sigamos celebrándolos, porque el espíritu santo es el más joven que todos nosotros” Concluyó.