El rector de la Catedral de Managua, Luis Alberto Herrera, denunció la campaña de odio contra sacerdotes que en los últimos días se efectúa en Nicaragua a través de las redes sociales. Y advirtió que pese a ello "nunca la iglesia callará".

El clérigo se referió de esa manera a la campaña que mantienen grupos extremistas del oficialismo en el país que han llegado a publicar: “Haga patria, mate un cura”, e incluso han promovido la entrega de piñatas en los barrios con ese tipo de leyenda.

 “No tenemos miedo, para eso nacimos, para ir gastando la vida por el evangelio y por la iglesia y si toca morir, pues bendito sea Dios”, afirmó el rector de la Catedral de Managua quien recordó que “matan a uno y se ordenan diez”.

“Si creen que con eso nos vamos amedrentar y callar que equivocados están, porque la iglesia nunca ha estado del lado de los poderosos, sino del lado del pueblo santo de Dios”, sostuvo el padre Herrera quien expresó que “callar sería cometer pecado gravísimo (…) callar sería confabularse con los nuevos emperadores y sería faltar a nuestra misión”.

Durante la homilía de la misa celebrada este jueves al medio día, cuando se celebra las fiestas del mártir San Ignacio de Antioquía, Herrera recordó qie la iglesia tiene muchos mártires y uno está muy cerca, en El Salvador: San Óscar Arnulfo Romero, asesinado por denunciar las injusticias.