La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María es parte del plan de Dios para la salvación de la humanidad.

Cristo, que recibe su carne humana de su madre, recibe esta carne de una persona que, por un don singular de Dios, ella misma viene a este mundo sin el pecado original, pues nada puro podía manchar al Hijo de Dios en el vientre materno

Esto es un regalo de Dios para la mujer que elegiría libremente ser su madre. El regalo resalta la naturaleza extraordinaria de la misión de la Madre de Dios: nadie tendría siquiera la relación que Dios en Cristo tiene con la Santísima Virgen María.

Nadie será nunca la Madre de Dios, excepto la Santísima Virgen María. Conoce ahora 10 cosas que debes saber sobre la Inmaculada Concepción.

1. Fiesta de la Inmaculada Concepción.

Es la fiesta que celebra que la Virgen María fue concebida sin mancha del pecado original.
Dios quiso concederle este privilegio en orden al don de su Maternidad divina. No hay que confundirlo con la virginidad de María.

2. Aprobación del dogma.

El 8 de diciembre de 1858 fue aprobado el Dogma de la Inmaculada concepción bajo un enorme festejo de todos los fieles, y fue aprobado por Pío IX mediante la Bula Ineffabilis Deus.

3. ¿Qué dice el dogma de la Inmaculada?

"Para honra de la Santísima Trinidad, para la alegría de la Iglesia católica, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra: Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles. Por lo cual, si alguno tuviere la temeridad, lo cual Dios no permita, de dudar en su corazón lo que por Nos ha sido definido, sepa y entienda que su propio juicio lo condena, que su fe ha naufragado y que ha caído de la unidad de la Iglesia y que si además osaren manifestar de palabra o por escrito o de otra cualquiera manera externa lo que sintieren en su corazón, por lo mismo quedan sujetos a las penas establecidas por el derecho". Bula Ineffabilis Deus.

Como no podía ser de otro modo, el estilo es muy del siglo XIX, y puede sonar rimbombante y un poco duro; pero en su momento, produjo un júbilo extraordinario en todo el mundo católico.

4. La historia del dogma.

Podríamos "liquidar" la historia del dogma de la Inmaculada en cuatro líneas, pero sería eso, "liquidarlo".
Es una historia preciosa, y lo mejor es conocerla a fondo. Te ofrecemos un enlace con la historia completa:

5. ¿La Iglesia puede inventar dogmas?

La Iglesia no se inventa dogmas nuevos. Son verdades recogidas en el depósito de la fe, y que en un momento dado son formuladas expresamente como dogmas por parte del Papa.
Los dogmas son proposiciones formales sobre verdades que no admiten dudas para la fe católica.
No es necesario que todas las verdades de la fe católica sean formuladas expresamente como dogmas. Los dogmas lo que hacen es subrayar algunos aspectos fundamentales.


6. ¿Por qué se celebra el 8 de diciembre?
La Iglesia celebra la fiesta de la Natividad de la Virgen el 8 de septiembre y, por tanto su Inmaculada Concepción se celebra nueve meses antes.

7. La novena de la Inmaculada.

Es una devoción cristiana que consiste en prepararse interiormente para la fiesta de la Inmaculada los nueve días previos.

Se celebran misas especiales, se reza el Santo Rosario u otras devociones marianas, pero en cualquier caso, lo más importante es vivirla personalmente.
En algunos lugares empieza el 29 de noviembre, y otros el 30, según se incluya o no el día de la fiesta.

8. Patronato.

La inmaculada Concepción comparte patronato con varios países del mundo:
España, Portugal, Corea del Sur, Japón, Colombia, Nicaragua, Estados Unidos, Filipinas, El Salvador, Venezuela, Panamá, Paraguay y Polonia.

9. La Inmaculada conceción y el arte.

La Inmaculada Concepción ha sido uno de los grandes temas del arte cristiano desde siglos antes de la definición del dogma.