La mañana de este dieciséis de diciembre la Conferencia Episcopal de Nicaragua dio a conocer por medio de Monseñor Carlos Herrera, Obispo de Jinotega la visita de la Imagen Peregrina de Nuestra Señora de Fátima proveniente de su santuario en Portugal.

“Estamos viviendo en la realidad actual de Nicaragua un tiempo de desolación y tristeza, donde se ha perdido la esperanza, la alegría, la libertad, el respeto a la dignidad de la persona, ante este contexto como iglesia creemos que la Virgen nos lleve a una Gran Misión Nacional, que genere en cada persona, familia, comunidad, parroquia y diócesis un proceso de Fe, Evangelización y Misión” expresó el prelado.

Con este Jubileo Mariano en la provincia eclesiástica los obispos pretenden generar procesos de evangelización y misión desde la Fe en Cristo y el amor a la Santísima Virgen María que promuevan en la vida y convivencia de nuestro pueblo una cultura de esperanza y caridad, como el principal aporte desde una Iglesia que es casa y escuela de comunión en nuestra realidad social marcada por el dolor y la desconfianza.

 Monseñor Herrera dijo además que “la Imagen de Nuestra Señora de Fátima visitará todas las parroquias del país, ahí será momento de encuentro como iglesia en salida que es cercana, madre y maestra. Durante estas visitas habrá confesiones, unción de los enfermos, Eucaristías y catequesis marianas” concluyó.


Por su parte Monseñor Marcos Diaz Prado, Vicario General de la Diócesis de Leòn y miembro de la comisión coordinadora de Misión Fàtima en Nicaragua invitò  a que "vivamos esta visita de la Virgen con un compromiso Misionero y que al llegar al 2021 podamos recoger los frutos de la Misión que se ha vivido, procurando llegar a una verdadera y auténtica animación pastoral en nuestra realidad".

Al concluir este jubileo mariano se realizara un      Congreso Mariano Nacional 24 de Julio, preparado de la siguiente manera: Primer sábado de Julio (3) 2021 y  una jornada mariana parroquial y el segundo sábado de julio (10) 2021, jornada mariana diocesana.