Durante la Eucaristía en honor a nuestra Señora de Candelaria en el municipio de Chichigalpa, Monseñor René Sándigo mostró su cercanía con la población de este municipio que recientemente se encuentra consternada por el femicidio cometido a la joven Joseling Romero.

 “En este municipio hace unos 8 días, una joven llena de vida con la ilusión de salir adelante fue privada de su vida, eso es propio del mundo de las tinieblas porque en el mundo de las tinieblas vamos a ver atrocidades, groserías, maldades, porque si nosotros dejamos apagar la vela corremos el riesgo de herirnos”. Afirmó el obispo leones.

“Por eso debemos de ser portadores y misioneros de Cristo, porque hay gente que necesita sentirse realizada en el que es el Camino, la verdad y la vida, por eso tenemos que fortalecer espacios de encuentro con Cristo” puntualizó.

El asesinato de Josseling Romero es el segundo femicidio en menos de una semana en Nicaragua, luego del femicidio de Ruth Aburto Acevedo, una joven de 22 años asesinada por su esposo, Jeyson Castro, la noche del pasado domingo en el barrio El Cementerio de Jinotepe, Carazo.  

El 2019 cerró como el peor año para las mujeres desde 2014 en Nicaragua: 63 mujeres fueron asesinadas y mayoría de los crímenes ha quedado en la impunidad, hay al menos 31 prófugos y la Policía no esclarece los casos.