Muchas veces hemos escuchado sobre la Confesión y, seamos sinceros, a muchos de nosotros nos da un poco de vergüenza el sólo pensar que debemos ir a contarle nuestros pecados a un sacerdote pero, ten en cuenta, esa vergüenza que sientes es el primer indicio que te dice que sabes que hiciste algo que no estuvo bien y que te arrepientes de haberlo hecho.

Pero, mejor te compartimos este vídeo que te lo explicará mucho mejor y así, mañana que es día de ir a Misa, puedes animarte a confesarte de una vez.